#

Tus actos y tus decisiones marcan lo que te sucede

M

Una vez que consiguen ponerte de frente con tu propia realidad y que llegues a la conclusión de que tus actos y tus decisiones son lo que marcan lo que te sucede, ya no puedes evitar ver que la forma de pensar anterior está condicionando todo lo que haces de una forma muy negativa.  En algunos momentos quieres seguir escondiéndote y echando la culpa a todo menos a ti misma para poder permitirte la licencia de no hacer nada y quejarte gratuitamente, pero ya es demasiado tarde y no puedes, porque la realidad te ha iluminado el nuevo camino y te empuja hacia delante.  Ahí es donde empieza una lucha interna entre tu yo nuevo y tu yo conocido, este último intenta que te quedes donde estabas porque ahí, a pesar de no estar bien, estabas cómoda.

Paula G.