Proponer planes

26

  • Andrés, ¿qué te apetece hacer esta noche?
  •  La verdad es que no había pensado en nada… piensa Andrés lo mejor será que hagamos algo que le apetezca a ella. Yo quiero que esté a gusto y ya está. – No sé, lo que tú quieras cariño – dice.
  •  Lo de siempre – piensa Paula – siempre soy yo la que tiene que decidir lo que hacemos, ya podía darme alguna idea… – ¿Qué tal si salimos a cenar? – pregunta ella.
  •  Bueno, está bien. – responde Andrés. Jo, hoy es el último capítulo de la serie que sigo… pero bueno, a Paula no le apetecerá. Mejor sí, a cenar… ya veré yo la serie otro día. – piensa Andrés poniendo mala cara.
  • ¿Y a dónde vamos?
  • Pues donde más te apetezca.
  • ¿Te parece que vayamos al italiano que tanto me gusta? El que está donde el parque.
  • Está bien. – contesta Andrés. Buff –piensa- espero que no haya mucha gente, allí el ruido es insoportable… Con lo bien que estaba yo en casa

 

¿Creéis que a medio plazo van a estar cómodos juntos? ¿A ella le gusta tener que planear sola? Igual de vez en cuando… pero ¿si pasa siempre?

¿Y él? Al final se queda sin hacer cosas que quiere porque no se atreve a proponerlas. ¿Creéis que a la larga se va a acostumbrar o que cada vez va a estar más frustrado?

Seguramente, si siguen juntos, acaben cansados de cómo es el otro. ¿Y por qué? Porque ninguno está compartiendo lo que realmente piensa, o se están comunicando. Eso lo produce los miedos y prejuicios que cada uno tiene, es decir, sus PsicoMachacas® personales.

Si ella quiere solucionar esta situación, lo ideal sería que ella intentara explicarle que no está cómoda decidiendo siempre, que le gustaría que él también participase y decidiese. Para no dañar los sentimientos del otro tiene que decirlo de una forma asertiva y buscando llegar a acuerdos, no querer ganar.

¿Y por parte de él? Lo ideal sería que empezara a ser consciente de la forma que tiene su cabeza de funcionar. Como se calla a pesar de que tiene ideas y del porqué. ¿Qué es lo que causa que no sea capaz de decirlo? ¿Miedo a que a ella no le guste el plan? ¿A que le diga que no? ¿A no gustarle?…

¿Entonces? ¿Lo mejor es pensar que no son compatibles? No. Ambos tienen “fallos” en su sistema de ordenador predeterminado. La forma de funcionar de su cabeza hace que cometan errores que no solo les perjudican en esta situación, sino que lo harán en más ocasiones.

¿No te gustaría ser una persona feliz, decidida, carismática, con un “no sé qué” que los demás admiran? En PsicoActual® trabajamos para que consigas ser la persona que deseas ser.


 

Si te has sentido identificado, no dejes de ver más casos similares ¡aquí! La psicología es una forma de mejorar la vida mucho antes de empezar a tener un problema psicológico.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *