#

Entrenar, entrenar y entrenar. Trabajar mucho.

Yo quiero ser el número uno del mundo en tenis, diría Nadal. ¡Y yo, no te fastidia! Estaría bien, molaría todo eso de los viajes y ganaría una pasta. Pero no vale sólo con quererlo, hay que pensar cómo se consigue. Habrá que buscarse un entrenador, quizá un patrocinador, moverse bien en los circuitos del tenis para que te miren con cariño y se acuerden de ti… y sobre todo… entrenar, entrenar y entrenar. Trabajar mucho.

Rubén C.